Daily Juez

Pepito de ternera en Dupont Circle

En Washington, DC, se ha desatado una auténtica fiebre por los “food trucks”. A la hora del almuerzo, es habitual ver largas colas delante de las camionetas de comida, sobre todo ahora que ha empezado el buen tiempo. Los washingtonianos se compran allí la comida y se la llevan a la oficina o se la comen sentados en un banco o haciendo un improvisado picnic en el césped de alguna plaza.

La oferta de los “food trucks” es muy amplia. Puedes comprar de todo: desde pizza hasta langosta, pasando por paninis, empanadas, tacos, cupcakes y corned beef.

Los dueños de los restaurantes y los cafés del centro se quejan de la competencia que les hacen los “food trucks” porque les quitan clientes. Recientemente se ha aprobado una nueva legislación en DC para tratar de poner un poco de paz en esta guerra que se había declarado entre restaurantes y camionetas de comida.

Algunos restauradores, como el cocinero español José Andrés (dueño de un imperio de restaurantes en EEUU) ha decidido seguir el lema de si no puedes vencerlos, únete a ellos. Y ha montado su propio “food truck”, que se llama “Pepe” y que cuenta a la hora de escribir este post con casi 3.700 seguidores en Twitter.

Llevaba varios días intentado comer en “Pepe”, pero era imposible. Como los “food trucks” cambian cada día de localización, hay que seguirlos en Twitter si quieres ver donde están y comprobar si en el que quieres comer está ese día cerca del sitio en el que trabajas.

El otro día pude por fin comer allí. “Pepe” estaba ese día en Dupont Circle, una de las plazas más céntricas de Washington, y daba la casualidad que tenía que ir yo a esa zona. Así que aproveché y me tomé un gazpacho y un pepito de ternera. El pepito estaba espectacular. Hacía tiempo que no comía tan bien en DC.

Si venís a Washington y queréis comer  en algunos de los  ”food trucks” que hay en la ciudad (hay más de un centenar, en estos momentos), podéis consultar la web http://foodtruckfiesta.com/. Allí podéis encontrar el sitio exacto donde se encuentran ese día las camionetas de comida y consultar la amplia oferta culinaria que ofrecen.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
April 13, 2012 at 7:18 pm Comments (0)

La familia que hace campaña unida, permanece unida

A diferencia de España, donde las mujeres y los hijos de los políticos suelen quedarse en un segundo plano, en Estados Unidos las mujeres y los hijos se implican a fondo en la campaña de los políticos. La familia que hace campaña unida permanece unida, parece ser el lema. Lo estamos viendo estos días en las primarias republicanas, de donde debe salir el candidato republicano a la Casa Blanca que se mida el próximo mes de noviembre en las urnas con Barack Obama.

Las mujeres suelen aparecen como floreros al lado de sus esposos aplaudiendo y asintiendo a todo lo que dicen en sus discursos, aunque a veces también apariciones en solitario para animar a los votantes a votar por sus maridos.

Pero en estas primarias republicanas los hijos de los candidatos también están teniendo un papel importante. Suelen aparecer acompañando a sus padres al cierre de un mitin o están entre el público cuando hacen un debate.

Los políticos republicanos presumen así de familia numerosa: El ex gobernador de Utah Jon Huntsman tiene siete hijos, el favorito Mitt Romney tiene cinco, al igual que el libertario tejano Ron Paul. La congresista Minnesota Michele Bachmann, que abandonó en Iowa la carrera a la nominación republicana, también tiene cinco hijos y, como solía presumir cada vez que podía, ha tenido 23 niños en adopción temporal. En cambio, el gobernador de Texas Rick Perry y ex presidente de la Cámara de Representantes  Newt Gingrich solo tienen dos hijos.

Cuatro de los hijos de Romney – Josh, Tagg, Matt y Craig- suelen hacer campaña con su padre, al igual que los hijos de Ron Paul, entre los que destaca el senador Rand Paul, uno de las figuras destacadas del movimiento populista Tea Party. También Elizabeth, la hija de Rick Santorum, trabaja para la campaña de su padre. Pero las más activas son las hijas de Huntsman -Mary Anne, Abby and Liddy-, que tienen una cuenta en Twitter con más de 24.000 seguidores y suelen acompañar a su padre a los mítines.

 

Las hijas de John Huntsman

La familia Romney al completo

 

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
January 16, 2012 at 12:40 am Comments (0)

Sexo y política, un cóctel explosivo en EEUU

La combinación de sexo y política suele ofrecer un cóctel explosivo en Estados Unidos, donde la vida privada de los políticos se somete a un mayor escrutinio que en Europa. La dimisión del congresista Anthony Weiner después de que enviara por Twitter fotografías obscenas a varias mujeres es el último caso de una larga lista de escándalos sexuales en los que se han visto envueltos políticos estadounidenses, tanto republicanos como demócratas.

Dailyjuez os recuerda algunos de los escándalos sexuales  más sonados:

1) El presidente Bill Clinton se vio envuelto en uno de los escándalos sexuales más sonados de la historia política estadounidense tras liarse con la becaria de la Casa Blanca Monica Lewinsky. Clinton, que fue sometido a un “impeachment” por perjurio y obstrucción a la justicia, negó en un principio los hechos, pero al final acabó reconociendo que mantuvo una relación fisica inapropiada con Lewinsky.

2) A principios de junio un jurado federal acusó formalmente al ex senador demócrata John Edwards de seis cargos relacionados con el uso de fondos por valor de casi un millón de dólares de su campaña política en 2008 para ocultar su relación extramatrimonial y mantener económicamente a su amante, Rielle Hunter, con la que tuvo una hija. Su mujer, Elizabeth Edwards, falleció de cáncer el pasado diciembre.

3) El congresista demócrata Wilbur Mills protagonizó un escándalo en los años 70 después de que la policía le detuviera borracho con una “striper” llamada Fanne Fox, cuyo nombre artístico era “Argentine Firecracker” (petardo argentino).

4) El senador republicano Larry E. Craig fue detenido en 2007 en los baños de caballeros del aeropuerto de Minneapolis por conducta lasciva tras verse envuelto en un escándalo sexual homosexual. El baño estaba siendo vigilado por la policía del aeropuerto ya que habían recibido varias denuncias de que allí se encontraban homosexuales para mantener relaciones sexuales.

5) El gobernador del estado de Nueva York Eliot Spitzer se vio forzado a dimitir después de que saliera a la luz que había utilizado los servicios de prostitutas de lujo. Spitzer ha logrado reinventarse y ahora presenta un talk-show en la CNN.

6) El ex gobernador de California Arnold Schwarzenegger se separó recientemente de su mujer, Maria Schriver, después de que le revelara que tuvo un hijo hace diez años con una empleada del servicio doméstico de la familia.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
June 16, 2011 at 8:38 pm Comments (0)

Sexo, mentiras y tweets

El escándalo sexual en el que se ha visto envuelto el congresista Anthony Weiner pone de manifiesto no sólo las diferencias que existen entre Europa y Estados Unidos respecto a la vida privada de los políticos, sino también el pecado, social y político,  que supone para un político estadounidense mentir públicamente.

Mientras los europeos diferenciamos entre la esfera de lo público y lo privado, en Estados Unidos ambas esferas están entrelazadas y se considera que lo que haga uno con su vida privada repercute en su vida pública. Otra diferencia es que mientras los europeos pensamos que, por naturaleza,  todos los políticos mienten, en Estados Unidos confían en que los políticos digan la verdad. Y cuando mienten, casi parece que mentir sea el peor pecado que cometieron.

Por ejemplo, en los años noventa al presidente Bill Clinton le hicieron un “impeachment” por perjurio y obstrucción de la justicia, después de que mintiera sobre su relación sexual con la becaria Monica Lewinsky. Weiner ha dicho que no dimitirá, después de admitir que mintió a su mujer, a la prensa y a sus votantes.

El “Weinergate” tenía todos los ingredientes para acaparar la atención de los medios en un momento de sequía informativa en el que hay que alimentar la máquina informativa las 24 horas al día. Además del sexo (lo curioso es que un escándalo sexual sin sexo, porque el congresista se limitó a enviar por Twitter a una mujer de Seattle una fotografía obscena que mostraba una erección bajo los calzoncillos y no mantuvo ninguna relación sexual con ella) y las mentiras (dijo que su cuenta de Twitter había sido hackeada y que él no había enviado la fotografía), se une la novedad de ser el primer escándalo sexual de las redes sociales (Twitter) y las nuevas tecnologías que afecta a un político estadounidense.

Por lo menos, en esta ocasión la mujer de Weiner -Huma Abedin, asistente de la secretaria de Estado Hillary Clinton- no ha aparecido como mujer-florero al lado de su marido en la rueda de prensa, como suele ser habitual en Estados Unidos con las mujeres de los políticos cuando sus maridos admiten públicamente que les han puesto los cuernos y a ellas se les queda cara de tontas.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
June 7, 2011 at 3:29 am Comments (0)

Patriotismo limpio

El otro día el corresponsal en Washington de TV3, Antoni Bassas, publicaba en su Twitter una fotografía del escaparate de una tintorería (lavandería) en Bethesda (Maryland) en la que limpian banderas. Las de Estados Unidos y de sus 50 estados las limpian gratis, imagino que en un acto de patriotismo. Por la limpieza de banderas extranjeras hay que pagar.

Hoy he pasado por delante de esa tintorería (creo que es la misma) porque el pediatra de mis hijos está justo enfrente.  Y he decidido hacer una fotografía para el blog porque me parece una cosa bastante curiosa, sobretodo viniendo de un país como España en el que muchos tienen problemas con la bandera nacional.

Y recordé que el pasado 14 de julio – día en que la que los americanos celebran la independencia de Estados Unidos- descubrí que existe un código o una etiqueta de la bandera de Estados Unidos: una serie de normas a la hora de ondear la bandera de las barras y las estrellas. Hacerlo de forma incorrecta o estropear de alguna forma la bandera es considerado un ultraje. Imagino que aquí se llevarían las manos a la cabeza si alguien pusiera en la bandera de Estados Unidos un toro de Osborne como muchos hacen con la bandera de España.

Por ejemplo, algunos acusaron de ultraje a la ex gobernadora de Alaska, Sara Palin, por firmar el pasado octubre un autógrafo a un fan en una bandera de Estados Unidos, ya que el código de la bandera prohibe que se escriba o dibuje cualquier cosa sobre ella.

No sólo existe un código sobre cómo ondear la bandera de Estados Unidos, sino también sobre cómo doblarla (ver dibujo más abajo), pues, por lo visto, no se puede doblar de cualquier manera.

Recomiendan limpiar la bandera con agua fría y detergente (imagino que para que no destiña) y no meterla en la secadora. También aconsejan llevarla a la tintorería para una limpieza en seco.

Instrucciones de cómo doblar la bandera de Estados Unidos.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
March 16, 2011 at 3:48 am Comments (2)

El “made in Germany” triunfa en la Super Bowl

Si en España los anuncios más caros del año se emiten en Nochevieja, en Estados Unidos se emiten durante la retransmisión de la Super Bowl, la final del fútbol americano. Un anuncio de 30 segundos cuesta durante la Super Bowl tres millones de dólares.

Cuando acaba la Super Bowl, la gente no sólo comenta el resultado del partido de fútbol americano, sino que se abre un debate sobre cuál ha sido el mejor anuncio de la noche. Este debate se ha ampliado en los últimos años gracias a la difusión viral de los anuncios en blogs, foros de Internet, YouTube y en las redes sociales como Facebook y Twitter.

La Super Bowl, con 111 millones de espectadores en Estados Unidos, es más que un espectáculo de fútbol americano. Esa noche también se mide el ingenio publicitario. Y este año los que han triunfado han sido los anuncios de coches alemanes y los de Doritos.

El “made in Germany”  ha demostrado su fuerza en la Super Bowl, derrotando en el terreno de juego publicitario al “made in USA”. El anuncio del Volkswagen Passat, titulado “The Force” (La Fuerza) con un mini Darth Vader , ha sido uno de los más aplaudidos y comentados por el público americano. El spot comenzó a circular por Internet días antes de la Super Bowl. Y a la hora de escribir este post el anuncio lleva más de 17 millones de visitas en YouTube, todo un éxito de marketing y sin que los de Volkswagen hayan tenido que pagar ni un dólar extra por ello.

En el anuncio del Passat, se puede ver a un niño pequeño disfrazado de Darth Vader tratando, en vano, de conjurar la fuerza del lado oscuro con diferentes objetos de la casa. Finalmente el mini Darth Vader lo logra al arrancar con su fuerza oculta el Volkswagen de su padre, gracias a que éste le echa una manita (aprieta el mando a distancia del coche), sin que él se dé cuenta.

También han recibido buenas críticas de público los anuncios de Mercedes-Benz (Puff Daddy pierde su Mercedes) y Audi (un prisionero que logra escapar de la prisión del “viejo lujo” de Mercedes).

Otro anuncio de coches, el del Chrysler 200 con el cantante Eminem, ha logrado tocar la fibra patriotera de los estadounidenses en un momento de miedo ante el coloso chino al destacar que es un coche “imported from Detroit”. En el anuncio no contaban, sin embargo,  que Chrysler pertenece ahora a Fiat.

Todos los años suelen tener mucho éxito en la Super Bowl los anuncios de Doritos y las barras de chocolate Snickers. Doritos tuvo la genial idea de lanzar un concurso, llamado “Crash the Super Bowl, en el que los consumidores crean sus propios anuncios de Doritos. Luego el público elige en una votación a los tres finalistas, cuyos anuncios se emiten durante la Super Bowl. Y la idea ha tenido tanto éxito que Pepsi, que pertenece al mismo grupo, también se ha unido al concurso de anuncios “do-it-yourself” (lo que imagino que no será una buena noticia para las agencias de publicidad). El anuncio de Pepsi Max titulado “El amor duele” tiene ya muchos fans.

Uno de los anuncios de Doritos que más me han gustado este año ha sido el de un chico que logra “resucitar” al pez muerto en la pecera, a la planta y al abuelo de su compañero de piso gracias a la magia de estas tortillas chips. También es gracioso el del chico de una oficina adicto a Doritos.

A los estadounidenses les gustan mucho los animales, así que si uno pone un animal en su anuncio tiene el éxito casi garantizado. El anuncio de la fiesta de perros de Bud Light, el del perro vengador de Doritos, el de los chimpancés en un parking de CareerBuilder y el del castor agradecido de Bridgestone han conseguido llegar al top ten, según el Ad Meter del periódico USA Today. Volkswagen ha recurrido a escarabajos para anunciar su coche Escarabajo y Coca-Cola ha sacado un dragón, al que se le apaga el fuego cuando toma esta bebida.

Otra fórmula que también funciona – con mayor o menos éxito- es poner un famoso en el anuncio. Este año los estadounidenses han podido ver a Eminem, Ozzy Osbourne y Rosanne Barr, entre otros.

También se ha hablado mucho del anuncio de la tableta Xoom de Motorola, que, aunque no nombra a la competencia, es considerado un ataque directo al iPad de Apple. Curiosamente el anuncio está inspirado en el que hizo Apple cuando lanzó el Macintosh en la Super Bowl de 1984 contra el mundo opresivo orwelliano de los PC y que tuvo mucho éxito. Personalmente me parece más bueno el anuncio de Mac, considerado ya un clásico en el mundo de la publicidad.

No siempre sale bien la jugada. Muchos han criticado el anuncio de la web de descuentos Groupon.com porque lo consideran ofensivo para el pueblo tibetano.

¿De los 61 anuncios emitidos en la Super Bowl 2011 (en este link podéis verlos todos. Yo lo he hecho antes de escribir este post, aunque fue un placer hacerlo porque me encanta la publicidad) cual es el que os ha gustado más?

A mí el que más me ha gustado ha sido el del Volkswagen Passat, aunque hay varios que me han parecido graciosos. También me ha gustado recordar viejos tiempos con el anuncio de la Liga de Fútbol Americano (NFL), en el que aparecen un montón de personajes de series de televisión comiendo y viendo la Super Bowl.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
February 8, 2011 at 6:02 am Comments (2)

Super Bowl en la Casa Blanca: fútbol americano, política, salchichas y cerveza

La Super Bowl (Super Tazón para los hispanos de EEUU), la final del campeonato de fútbol americano, es un gran acontecimiento deportivo, social, televisivo, publicitario y gastronómico en Estados Unidos. Se podría comparar en el resto del mundo con una final del Mundial de Fútbol (soccer en EEUU).

Este año la Super Bowl XLV ha sido en el programa más visto en la historia de la televisión estadounidense . Unos 111 millones de telespectadores de media vieron como los Pakers de Green Bay ganaron a los Steelers de Pittsburgh por 31-25 , rompiendo así el récord del año anterior de 106,5 millones de telespectadores y el de 106 millones de telespectadores que consiguió en 1983 el último capítulo de la serie de televisión M*A*S*H”.

También es una gran acontecimiento publicitario. Los anuncios más caros de la televisión en EEUU se emiten ese día durante el partido aprovechando las frecuentes pausas que hay en el terreno de juego. Y la verdad es que, para los que no entendemos de fútbol americano y nos gusta la publicidad, es un auténtico festín publicitario. Un anuncio de 30 segundos cuesta durante la Super Bowl 3 millones de dólares. Para las empresas merece la pena la inversión porque no sólo es el programa más visto de la televisión, sino que gracias a internet,  You Tube y las redes sociales como Facebook y Twitter los anuncios se difunden por todo el mundo sin coste alguno para las empresas.

Los estadounidenses suelen quedar con sus amigos en casa o en bares para ver la Super Bowl, comer y beber. Nadie se imagina una final del campeonato de fútbol americano sin comida basura en abundancia y mucha cerveza. Otras dos grandes fiestas americanas están también asociadas a la comida: el 4 de julio a las barbacoas y el Día de Acción de Gracias al pavo asado.

Los Obama organizaron una fiesta de la Super Bowl en Casa Blanca, en la que no faltó la cerveza, la comida basura, políticos de ambos partidos e invitados de lujo como la cantante y actriz Jennifer López y su marido el cantante Marc Anthony.

Aunque la cita deportiva coincidía con el primer aniversario del lanzamiento de la iniciativa “Let’s Move!” de la Primera Dama para reducir la obesidad infantil haciendo que los niños coman mejor y hagan más deporte, Michelle Obama hizo la vista gorda, se olvidó de la comida sana por un día y sirvió en el 1.600 de Pennsylvania Avenue comida cien por cien americana, rica en calorías y grasa.

¿Qué comieron los Obama y sus 150 invitados durante la Superbowl? Salchichas tipo bratwurst y kielbasa, cheeseburgers (las hamburguesas de queso que sirvieron estaban buenísimas si hacemos caso del periodista deportivo Michael Wilbon de ESPN, uno de los invitados a esta exclusiva fiesta ), pizza, Buffalo wings (alitas de pollo al estilo Buffalo), ensalada de patata alemana, twice-baked potatoes (patatas asadas dos veces, literalmente), pretzels (a pesar de que Bush se atragantó con uno de ellos en 2002 mientras veía un partido de fútbol americano, los pretzel no están proscritos en la Casa Blanca),  tortillas chips con salsa para mojar, ensaladas y helado.

¿Qué cerveza sirvieron? Hinterland Pale Ale & Amber Ale (de Wisconsin, el estado de los Pakers de Green bay), Yuengling Lager and Light (de Pennsylvania, el estado de los Steelers de Pittsburgh) y White House  Honey Ale (hecha con miel de las colmenas de la Casa Blanca).

Wilbon ha dicho que los Obama fueron muy buenos anfitriones y les ha comparado con pareja de novios en la recepción de su boda. Y si os preguntáis si Obama, un gran aficionado a los deportes, siguió con atención el partido, la respuesta es sí. Por lo visto los Obama aprovechaban los intermedios publicitarios para comer y hablar con los invitados.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
February 7, 2011 at 11:25 pm Comments (0)

Feliz Día de los Veteranos…no exento de polémica

“Feliz Día de los Veteranos”, te deseaban hoy muchos estadounidenses.

El 11 de noviembre los estadounidenses celebran el Día de los Veteranos (Veterans Day), un día en el que rinde homenaje a los militares veteranos vivos y les agradecen el servicio prestado a la nación tanto en tiempos de guerra como en tiempos de paz. Es una fiesta para rendir homenaje a los veteranos por “su patriotismo, su amor al país y su disposición para servir y sacrificarse por el bien común”, según la web del Departamento de Asuntos de Veteranos de Estados Unidos.

Esta fiesta nacional y estatal comienza el 11 de noviembre (fecha en la que se conmemora la firma en 1918 del armisticio que marcó el fin de la Primera Guerra Mundial) a las 11 horas de la mañana con la puesta de una corona de flores en la Tumba del Soldado Desconocido en el cementerio de Arlington (Virginia), en las afueras de Washington, DC. No hay que confundirlo con el Memorial Day, que recuerdan a los soldados que murieron en servicio por su país.

Pues bien, este año el Día de los Veteranos no ha estado exento de polémica entre los usuarios de Twitter. El causante del revuelo ha sido Google. Ya sabéis que Google suele variar su logo para adaptarlo a las diferentes fiestas, centenarios o celebraciones. Pues bien hoy el logo de Google celebraba el Día de los Veteranos, para eso había sustituido la letra L por una bandera americana que tapaba parte de la letra E. A algunos les ha sentado mal porque han visto la letra E convertida en una luna creciente islámica amenazando la bandera de Estados Unidos.

¿Pensáis que la polémica en Twitter es justificada o que algunos sacan las cosas de quicio? Yo creo que algunos  le buscan tres pies al gato. Además las redes sociales son un buen instrumento para montar polémicas tontas como ésta y dar cancha a unos cuantos colgados sin nada mejor que hacer.

P.D. Para todos aquellos que os preguntéis cuantos veteranos viven actualmente en Estados Unidos, la respuesta es 22 millones, según el censo.



, , , , , , , , , , , ,
November 12, 2010 at 1:48 am Comments (0)