Daily Juez

Doggy bag

Cuando vas a comer a un restaurante en Estados Unidos y te sobra comida (lo que suele ser habitual teniendo en cuenta lo enormes que suelen ser las porciones en este país) el camarero te suele preguntar si quieres llevarte la comida que ha sobrado a casa.

A diferencia de Europa donde está mal visto llevarse las sobras a casa (no sé si con la crisis esto cambiará y comenzará a ser un estampa habitual en los restaurantes europeos), a los estadounidenses no les da ningún pudor pedir una “doggy bag” (literalmente, bolsa para el perro) para llevarse los sobrantes a casa y comérselos al día siguiente recalentados en el microondas. Así no sólo se ahorran dinero, sino que se evitan tener que cocinar.

Los estadounidenses no entienden por qué en Europa no nos llevamos las sobras a casa teniendo en cuenta que hemos pagado la comida. Imagino que será una cuestión de costumbre. Además en Europa las porciones de comida son mucho más pequeñas, por lo que no sobra tanta comida como aquí.

A los amigos que nos vienen a visitar a Estados Unidos siempre les recomiendo que se pidan solo un plato porque las porciones son enormes y así no tiran la comida.

 

, , , , , ,
May 16, 2012 at 2:09 pm Comments (0)

La ruta gastronómica del sibarita Obama

A diferencia del presidente George W. Bush al que no le gustaba salir a cenar fuera de la Casa Blanca, al presidente Barack Obama le gusta disfrutar de la noche washingtoniana. Y cuando sale no suele hacerlo a restaurantes sencillos y de barrio, como solía hacer Bush, sino que le gusta comer bien. Suele ir a restaurantes buenos.

Si vivís en Washington o venís de turismo a la capital federal y os gustaría comer en algunos de los restaurantes en los que ha comido Obama, aquí esta la lista:

1) 1789 Restaurant en Georgetown: Este es el restaurante en el que cenaron el lunes Obama y la canciller Angela Merkel. El restaurante situado en una casa federal renovada del siglo XVIII ofrece platos regionales de la cocina americana de la mano del chef Daniel Giusti. El local esta decorado con antigüedades americanas, cuadros históricos y ecuestres de época y porcelanas de Limoges. El nombre del restaurante se refiere a la fecha clave en la historia de Washington: 1789 fue el año que se adoptó la Constitución de Estados Unidos, el año que Georgetown se incorporó a Washignton como un barrio más y  la fecha en la que el arzobispo John Carroll, fundador de la Universidad Georgetown, compro la casa en la que se encuentra situada el  restaurante.

2) Tosca: Restaurante italiano frecuentado por políticos, lobbistas y periodistas. La revista Washingtonian considera que el chef Massimo Fabbri es un “virtuoso de la pasta”.  En este restaurante cenaron en mayo los Obama.

3) The Source: Los Obama celebraron el 47 cumpleaños de la Primera Dama, Michelle Obama, en este restaurante panasiático del chef estrella Wolfgang Puck, situado en el Newseum, el museo dedicado a los medios de comunicación de Washignton, DC.

4) Famoso en Chevy Chase, Maryland: El pasado mes de enero el presidente y la primera dama fueron a cenar a este restaurante italiano para celebrar el cumpleaños del Fiscal General Eric Holder, que cumplía 60 años. En Famoso sirven “auténtica cocina del norte de Italia en una forma moderna y refrescante”.

5) Komi. Considerado según la revista Washingtonian como el mejor restaurante de Washington. Sirven cocina americana moderna y mediterránea. En este restaurante cenaron en mayo de 2010 los Obama.

6) Citronelle en Georgetown. En este restaurante francés los Obama tuvieron su primera cita fuera de la Casa Blanca, cien días después de que Barack Obama se convirtiera en el 44 presidente de los Estados Unidos. Citronelle del chef Michel Richard, ocupa el quinto puesto de los cien mejores restaurantes de Washington, según la revista Washingtonian. Los Obama comieron a la carta. De primero, tomaron un napoleon de atun niçoise y tempura de cangrejo.  De segundo, Michelle Obama comió una hamburguesa de langosta y su marido costillas, la especialidad del chef. De postre, compartieron un napoleon.

7) restaurante Nora: En este restaurante de cocina americana orgánica celebraron  los Obama el año pasado el 46 aniversario de Michelle con un grupo de amigos.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
June 8, 2011 at 6:15 pm Comments (0)

Super Bowl en la Casa Blanca: fútbol americano, política, salchichas y cerveza

La Super Bowl (Super Tazón para los hispanos de EEUU), la final del campeonato de fútbol americano, es un gran acontecimiento deportivo, social, televisivo, publicitario y gastronómico en Estados Unidos. Se podría comparar en el resto del mundo con una final del Mundial de Fútbol (soccer en EEUU).

Este año la Super Bowl XLV ha sido en el programa más visto en la historia de la televisión estadounidense . Unos 111 millones de telespectadores de media vieron como los Pakers de Green Bay ganaron a los Steelers de Pittsburgh por 31-25 , rompiendo así el récord del año anterior de 106,5 millones de telespectadores y el de 106 millones de telespectadores que consiguió en 1983 el último capítulo de la serie de televisión M*A*S*H”.

También es una gran acontecimiento publicitario. Los anuncios más caros de la televisión en EEUU se emiten ese día durante el partido aprovechando las frecuentes pausas que hay en el terreno de juego. Y la verdad es que, para los que no entendemos de fútbol americano y nos gusta la publicidad, es un auténtico festín publicitario. Un anuncio de 30 segundos cuesta durante la Super Bowl 3 millones de dólares. Para las empresas merece la pena la inversión porque no sólo es el programa más visto de la televisión, sino que gracias a internet,  You Tube y las redes sociales como Facebook y Twitter los anuncios se difunden por todo el mundo sin coste alguno para las empresas.

Los estadounidenses suelen quedar con sus amigos en casa o en bares para ver la Super Bowl, comer y beber. Nadie se imagina una final del campeonato de fútbol americano sin comida basura en abundancia y mucha cerveza. Otras dos grandes fiestas americanas están también asociadas a la comida: el 4 de julio a las barbacoas y el Día de Acción de Gracias al pavo asado.

Los Obama organizaron una fiesta de la Super Bowl en Casa Blanca, en la que no faltó la cerveza, la comida basura, políticos de ambos partidos e invitados de lujo como la cantante y actriz Jennifer López y su marido el cantante Marc Anthony.

Aunque la cita deportiva coincidía con el primer aniversario del lanzamiento de la iniciativa “Let’s Move!” de la Primera Dama para reducir la obesidad infantil haciendo que los niños coman mejor y hagan más deporte, Michelle Obama hizo la vista gorda, se olvidó de la comida sana por un día y sirvió en el 1.600 de Pennsylvania Avenue comida cien por cien americana, rica en calorías y grasa.

¿Qué comieron los Obama y sus 150 invitados durante la Superbowl? Salchichas tipo bratwurst y kielbasa, cheeseburgers (las hamburguesas de queso que sirvieron estaban buenísimas si hacemos caso del periodista deportivo Michael Wilbon de ESPN, uno de los invitados a esta exclusiva fiesta ), pizza, Buffalo wings (alitas de pollo al estilo Buffalo), ensalada de patata alemana, twice-baked potatoes (patatas asadas dos veces, literalmente), pretzels (a pesar de que Bush se atragantó con uno de ellos en 2002 mientras veía un partido de fútbol americano, los pretzel no están proscritos en la Casa Blanca),  tortillas chips con salsa para mojar, ensaladas y helado.

¿Qué cerveza sirvieron? Hinterland Pale Ale & Amber Ale (de Wisconsin, el estado de los Pakers de Green bay), Yuengling Lager and Light (de Pennsylvania, el estado de los Steelers de Pittsburgh) y White House  Honey Ale (hecha con miel de las colmenas de la Casa Blanca).

Wilbon ha dicho que los Obama fueron muy buenos anfitriones y les ha comparado con pareja de novios en la recepción de su boda. Y si os preguntáis si Obama, un gran aficionado a los deportes, siguió con atención el partido, la respuesta es sí. Por lo visto los Obama aprovechaban los intermedios publicitarios para comer y hablar con los invitados.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
February 7, 2011 at 11:25 pm Comments (0)

Come como un hombre

Si en España los hombres de antes bebían brandy Soberano (si os acordáis el eslogan era: “Soberano, es cosa de hombres”) y olían a colonia Varon Dandy, en Estados Unidos los hombres en 2011 comen cenas congeladas para hombres.

En el supermercado, me he quedado alucinada al encontrar en la sección de congelados la marca de “TV dinner” (cenas preparadas para comer mientras ves la televisión) “Hungry-Man“, que ofrece “comidas sabrosas que los hombres adoran”. Y prometen al hombre que los compre que “satisface sus ganas de comer” y que cuando acaben de comer se sentirán llenos.

“Come como un hombre y llénate como un hombre”, dice el eslogan de uno de sus anuncios de “Hungry-Man”, que proclama que “es bueno sentirse lleno”. En cada caja de comida preparada hay “más de una libra de comida” (medio kilo). Para los que se queden con hambre hay una versión XXL con “más de una libra y media de comida” (un kilo).

Se trata de platos combinados congelados, que, por lo visto, no están hechos para el refinado paladar femenino.

, , , , , , , , , , , , ,
February 2, 2011 at 4:15 am Comments (2)